sábado

Las Puertas de Sevilla (II)



Dimensiones; 24 x 15,5
Materiales; tinta china carboncillo y pastel
Fecha; Julio de 2009

La Puerta de la Macarena es la unica que se conserva intacta y es una fiel ejemplo de las puertas sevillanas en la que fueron eliminados en gran parte los elementos arquitectónicos islámicos, por elementos de carácter clásico entre los siglos XVII y principios del XVIII o totalmente reconstruida como es el caso de la que nos ocupa entre los años 1723 y 1795 .
La Puerta o Arco de la Macarena curiosamente además de los excepcional de escapar de la piqueta en el siglo XIX ofrece un monton de singularidades :

La primera de ellas, su nombre , sencillamente siempre se llamó Macarena incluso en la etapa musulmana se llamo Bab-al-Makrina , debiéndose el origen de este nombre a las mas variopintas y multicolores leyendas que se pierden en la noche de los tiempos. No deja de llamar la atención frente a las demás puertas que han recibido varios nombres y casi siempre en fusión de la finalidades de la mismas, entradas de Carne, Aceites, Carbón ; o salidas a Osario ( Cementerio ), Barquetas ( al servicio de barcas para cruzar el río ).

Por otro lado no deja de llamar la atención que es la puerta por donde mas reyes y reinas de España han entrado y por separado, recordemos que a la Puerta de Goles le pusieron real porque entro por ella Felipe II y supuestamente hizo su entrada Fernando III,. Curiosamente por la Puerta de la Macarena entraron tres reyes y dos reinas independientemente y ha seguido llamándose Macarena .





La Puerta de la Carne

Situada en el cruce de las calles Santa María la Blanca y la calle Cano Cueto. Recibió a través de su historia varios nombres y todos ellos muy hermosos, como la puerta de las Perlas, la puerta de la Judería, al ser la entrada directa de la ciudad a la misma y el último que es que que perduró como Puerta de la Carne, por la existencia de un matadero a las afueras de la ciudad.

El aspecto que aquí vemos corresponde a mediados del siglo XVI, hasta su destrucción.En ella había unos hermosos versos: Hércules me construyo/Julio Cesar la reparó/y el héroe Fernando III la conquisto para Cristo.

Recreaciones de los grabados de
Bartolomé Tovar (1878)
Fuente: La Sevilla que no vemos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas más populares...